CDHDF: Palabras de Ángeles Fuentes, del Comité DH Ajusco, en la presentación de la Campaña “Soy persona mayor y exijo la mayor protección a mis derechos”.

_MG_0488

15 junio  10AM Sala Digna Ochoa CDHDF.

Nosotras, quienes conformamos el Comité Intersectorial “México por la Convención de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”, somos un “espacio de encuentro plural y propositivo, integrado por organizaciones de la sociedad civil, instancias de gobierno federales, locales y organismos defensores de derechos humanos, que desde 2011 hemos trabajado de forma conjunta”.

Ésta nuestra Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, ha sido el lugar donde surgió esta conjunción histórica de la Alianza de Organizaciones de Adultos Mayores A.C. (REDAM), Fundación de Mano Amiga a Mano Anciana, I.A.P.,  Fundación Héctor Vélez y de la Rosa, I.A.P., Fundación para el Bienestar del Adulto Mayor, I.A.P.,  Fundación Tagle, I.A.P., 16 Redes de Promotores de Derechos Humanos del Distrito Federal A.C., Canas Dignas; Instituto Nacional de Geriatría, Instituto Nacional de Personas Adultas Mayores, Instituto para la Atención de los Adultos Mayores en el Distrito Federal,  Junta de Asistencia Privada del Distrito Federal, Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y el Comité de Derechos Humanos Ajusco,  con acompañamiento de la misma Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF)  y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Aunque en México existen leyes que reconocen los derechos de las personas mayores -como la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores (2002)- “la realidad se impone y faltan instrumentos vinculantes que sean eficientes, suficientes y que no sean dispersos”.

Las integrantes del Comité Intersectorial “México por la Convención de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”, hemos realizado una serie de mesas de trabajo durante estos últimos cinco años, con el fin de proponer e incidir en políticas públicas a favor de dicho sector etario, así como en el proceso de elaboración de la Constitución de la Ciudad de México.

Ante los casos de impugnación que recientemente se han presentado, cabe mencionar que las Organizaciones Civiles que integramos este Comité Intersectorial, nos sumamos a la estrategia de defensa de nuestra Constitución que ha iniciado la CDHDF.

Esta Constitución si bien no es perfecta, como todo es perfectible y esto va de la mano de la participación activa de la sociedad toda.  Consideramos que la Constitución no sigue cabalmente lo establecido en la “Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”, pero que sí plantea elementos a favor de las personas mayores.

No permitiremos retrocesos en los derechos logrados, porque como mencionó la presidenta de la CDHDF la Dra. Perla Gómez Gallardo: “A nadie se le ha regalado un derecho: de por medio ha habido vidas, de por medio ha habido integridad, de por medio ha habido amenazas. Y esta Comisión va a dar la batalla para que no haya un retroceso de los derechos adquiridos”.

Retomando al asunto que nos reúne este día 15 de junio en el marco del  “Día Mundial de la toma de conciencia del abuso y maltrato a la vejez” el Comité Intersectorial “México por la Convención de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”, exige al Estado Mexicano firmar, ratificar y cumplir a cabalidad dicha Convención que cumple dos años de haber sido firmada en la Organización de Estados Americanos OEA, que es un documento mediante el cual los Estados firmantes se comprometen internacionalmente a respetar y dar garantías para que los derechos humanos sean ejercidos.

¿Para qué una Convención?  Ante las innegables condiciones de desigualdad que en los países se manifiestan resulta necesario impulsar mecanismos que ratifiquen la necesidad de que los gobiernos a través de sus acciones, instituciones y políticas públicas se comprometan a garantizar, respetar y promover los derechos humanos de las personas en sus distintas latitudes. En este sentido México, al no firmar y ratificar la CIDPM evidencia las condiciones de desigualdad y discriminación por género, raza, preferencia sexual, condición económica a la que se suma la variable “edad” que priva en sus acciones y programas de política pública.

El papel de la Sociedad Civil Organizada es fundamental en este camino de fortalecer la opinión y conciencia crítica de la ciudadanía, ideando herramientas y acciones de difusión para que la ciudadanía misma, desde sus diversos campos de acción exija al gobierno mexicano la ratificación y firma de esta convención en particular.

¿Por qué es importante para nosotras las personas mayores y para la población en general conocer dicha Convención?  La importancia de conocer este tipo de documentos reside básicamente en el nivel de exigibilidad que la ciudadanía pueda tener, el conocimiento deviene fortaleza, al conocer se identificarán las obligaciones que el Estado tiene en relación a la generación de acciones de protección y promoción de derechos humanos de la población específica.  Es indispensable que la ciudadanía accione desde el conocimiento para sí y la exigencia de respeto para reducir las desigualdades existentes.

No podemos impulsar un documento como la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, si no la conocemos, por ello es importantísimo que desde todos nuestros espacios difundamos la Campaña “Soy persona mayor y exijo la mayor protección a mis derechos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: