¡LIBERTAD para Alfonso Martín del Campo!! #AlfonsoLibre

¡Difundan, apoyen, luchen!

 
138190850021
 
 
 
image
 

¡LIBERTAD para Alfonso Martín del Campo!!

 

Llevo 22 años legalmente secuestrado por el sistema de justicia mexicano. Se me acusa falsamente de haber matado a mi hermana y mi cuñado. La única prueba que existe en mi contra es una confesión arrancada bajo tortura. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la ONU y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal han demostrado que se me torturó para que confesara la comisión de dichos homicidios. En su momento, se me aplicó el Protocolo de Estambul por profesionales independientes e imparciales para determinar que he sido víctima de tortura en su faceta de violación de derechos humanos. No existe más evidencia en mi contra. Las pruebas periciales no consiguieron ubicarme en la escena del crimen. Mi caso fue el primero en llegar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Las recomendaciones del Sistema Intermericano han quedado sin atención por parte del Estado mexicano, que se encuentra en posición de responsabilidad internacional por ello. La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha atraído recientemente mi caso y ello abre la última oportunidad para que se me libere. Pido la solidaridad y el apoyo de la sociedad civil nacional e internacional para darle visibilidad a mi caso y ayudarme a encontrar justicia.

 ALFONSO MARTÍN DEL CAMPO DODD

PACHUCA, HGO., 26 DE JULIO DE 2014.

  Alfonso Martín del Campo Dodd fue sentenciado injustamente, hace más de dos décadas, a cumplir una condena de cincuenta años de prisión por el supuesto asesinato de su hermana y su cuñado. Cuando fue detenido por la policía, no presentaba sangre en la ropa o en ningún otro lado. Tras los análisis periciales de rigor, se determinó que los cabellos y demás tejidos humanos recuperados bajo las uñas de las víctimas no correspondían al presunto agresor.

 Martín del Campo fue condenado de todas formas, sin un móvil creíble o evidencia de ningún tipo. La única prueba que se esgrimió fue una confesión arrancada bajo tortura, después de sufrir repetidos golpes e inducción de asfixia con una bolsa de plástico en los sótanos de la Delegación Benito Juárez del Distrito Federal.

Agotados sus recursos en el ámbito jurídico interno, Alfonso Martín del Campo elevó una petición al Sistema Interamericano de Promoción y Protección de los Derechos Humanos. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos determinó que se había incurrido en detención arbitraria, tortura y graves violaciones al debido proceso. En el mismo sentido se expresó el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU. Por su parte, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal reiteró lo dicho por la Interamericana en cuanto a la práctica de la tortura, la detención arbitraria y las violaciones al debido proceso, y procedió a presentar la recomendación 13/2002 al Gobierno del Distrito Federal. Tanto el Senado de la República como la Asamblea Legislativa del DF han emitido puntos de acuerdo para que se cumplan las recomendaciones de la Comisión Interamericana. Cabe mencionar que este caso es abordado en el Diagnóstico de Derechos Humanos del Distrito Federal (2009) como paradigmático de tortura.

No obstante que el fondo del caso Martín del Campo fue el primero de México en llegar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, nunca se discutió. Sin embargo, el 12 de noviembre de 2009 se incluyó en el Informe Anual de la CIDH a la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), en el entendido de que “el hecho de que la Corte Interamericana haya dado por concluido el asunto en virtud de la excepción preliminar hecha valer por el Estado mexicano (ratione temporis), no significa que haya cesado la responsabilidad internacional de éste, obligado al cumplimiento de lo establecido en la Convención Americana”.

Actualmente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha ejercido su facultad de atracción para conocer a favor del caso Alfonso Martín del Campo Dodd y pronto se pronunciará en este sentido.

Alfonso Martín del Campo era un joven normal dela colonia Del Valle, que tenía una novia con la que quería casarse, y al que le gustaban las motos. A lo largo de veintidos años de encarcelamiento injusto, ha visto morir a sus dos padres, quienes siempre confiaron en su inocencia. No tenía antecedentes penales cuando fue detenido, a los 27 años. Al iniciarse el proceso penal en su contra, se le asignó un “abogado de oficio”, quien resultó en realidad un especialista en sistemas computacionales, que jamás pidió que la confesión bajo tortura fuera descartada. Su torturador, Sotero Galván Gutiérrez, aceptó haberlo desnudado, golpeado y asfixiado con una bolsa de plástico. Sin embargo, nunca fue sancionado por esto. Ninguno de los gobiernos del PRI, PAN y PRD, según corresponda a nivel federal y local, han hecho justicia. El periodista Kevin Sullivan, del Washington Post, usó este expediente para ejemplificar las fallas estructurales del sistema de justicia en México. Por ello, ganó el Premio Pulitzer en 2003. En 2013, en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, se estrenó Bajo Tortura, documental que narra la historia de Alfonso Martín del Campo, una de las más grandes injusticias en materia de violaciones a los derechos humanos en México.

 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: