“Por los Derechos Humanos de las Personas Mayores en la Constitución de la Ciudad de México”: El Comité Intersectorial “México por la Convención de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”.

30 mayo 2016

logos

“Por los Derechos Humanos de las Personas Mayores en la Constitución de la Ciudad de México

El Comité Intersectorial “México por la Convención de los Derechos Humanos de las Personas Mayores”[1],  en el contexto  de la elaboración de la Constitución de la Ciudad de México y a fin de  incidir en el reconocimiento de los derechos humanos de las personas mayores. presenta  las siguientes   propuestas  de  articulado  para  la armonización del texto constitucional con los principios, derechos y obligaciones contenidas en la Convención Interamericana para la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores (CIPDHPM).

Exposición de motivos

Vivimos en una sociedad contrastante, con tendencia al envejecimiento,  ya que en un futuro cercano  la mayor parte de la población de la Ciudad  será mayor de 60 años,  sin embargo  la cultura prevalente promueve prejuicios, prácticas y actitudes discriminatorias hacia la vejez que restringen el pleno ejercicio de los derechos humanos de las personas que conforman este sector de la población.[2]

En este momento histórico que vive la Ciudad de México, es impostergable  continuar avanzando —a partir del enfoque de los derechos humanos y la perspectiva de género— en el marco jurídico, políticas públicas y fortalecimiento de las instituciones, programas y servicios públicos, orientados al respeto, promoción, protección y garantía de los derechos humanos de las personas mayores, para lograr fundamentar constitucionalmente,  condiciones de vida digna para quienes tienen  o tendrán más de 60 años,  dicho lo cual se presenta lo siguiente:

Ello  significa sentar las bases  del marco normativo que contribuya a la generación de las condiciones económicas y sociales que permitan lograr garantizar sus derechos humanos y con ello, una vida digna, el respeto y su plena inclusión en la sociedad, por lo que se propone un piso mínimo de derechos de las personas mayores en la Constitución local, que incluya la transversalización de un enfoque etario en todas las prerrogativas de derechos humanos que establezca la Constitución de la Ciudad de México, lo anterior por medio de la inclusión del enunciado “personas de todas las edades”.

Para ello, se considera fundamental la inclusión de un capítulo o  articulado específico en el que queden plasmados los Derechos Humanos de las Personas Mayores, para que de manera particular se enuncie su reconocimiento como protagonistas de sus derechos, estableciendo el marco normativo de referencia para las leyes, políticas públicas y programas sociales con perspectiva de derechos humanos y género

Propuestas de articulado de los Derechos Humanos de las personas mayores en  la Constitución de la Ciudad de México

Principios Constitucionales

  • En la ciudad de México, las personas de todas las edades que viven y transitan en ella,  gozarán de los derechos humanos y garantías reconocidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las que deriven de los tratados internacionales ratificados por el Estado Mexicano y demás normas internacionales y nacionales aplicables y las establecidas en ésta Constitución.

 Principios de interpretación y aplicación de los derechos humanos

  • La presente Constitución es de orden público, interés social y de observancia general en la Ciudad de México, todas las personas que viven y transitan en esta Ciudad serán titulares de los derechos humanos que se deriven de la misma, sin distinción alguna por cuestiones de edad, género y cualquier otra circunstancia que coloque a las personas en situación de desventaja, discriminación o vulnerabilidad.
  • Las personas servidoras públicas de todos los niveles de gobierno interpretarán y aplicarán la normatividad que derive de esta Constitución bajo los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad de los derechos humanos.

Asimismo tendrán la obligación de respetar, proteger, promover y garantizar los derechos humanos y la dignidad de las personas de todas las edades; tratando con igualdad y sin discriminación a aquellas con las que tengan relación con motivo de su encargo; quedando sujetos a los procedimientos de responsabilidad, civil, penal y administrativa que derive de las leyes en la materia en caso de la comisión de violaciones a derechos humanos.

 Derechos humanos y sus garantías

Derecho a la identidad

  • Las personas de todas las edades tendrán derecho al reconocimiento de su identidad jurídica, por lo que será responsabilidad de las autoridades garantizar este derecho a través del otorgamiento gratuito de los documentos con los que se acredite la misma, así como de otorgar las facilidades para su obtención.

 Derecho a la Igualdad y la No Discriminación

  • Queda prohibido todo tipo de discriminación entendiéndose por ésta la negación, exclusión, distinción, menoscabo, impedimento o restricción de alguno o algunos de los derechos humanos de las personas o grupos en situación de discriminación imputables a personas físicas o morales o entes públicos con intención o sin ella, dolosa o culpable, por acción u omisión, por razón de sexo, identidad de género, edad, origen étnico, nacionalidad, raza, lengua, identidad indígena, expresión de rol de género, discapacidad, condición jurídica, social o económica, por su forma de pensar, vestir, actuar o cualquier otra que tenga por efecto anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, de los derechos y libertades, así como la igualdad de las personas frente al ejercicio de derechos humanos.

En este sentido las autoridades deberán tomar las medidas necesarias para sancionar aquellas conductas o acciones, que propicien, exacerben o inciten a la discriminación, contra cualquier persona o grupo de personas.

Asimismo deberán incorporar la perspectiva de género, y el enfoque  de curso de vida y   multicultural en todas las políticas públicas y programas dirigidos a hacer efectivos los derechos humanos de las personas de todas las edades.

 Derechos Sociales, Culturales y Ambientales

  • Las autoridades promoverán un entorno urbano diseñado de manera accesible y universal que permita el libre acceso y desplazamiento para las personas de todas las edades

 Derechos de grupos de atención prioritaria

  • Las autoridades deberán tomar las medidas necesarias para garantizar los derechos humanos de las personas de todas las edades, con especial énfasis en los derechos de las personas o grupos de personas identificadas como de atención prioritaria, atendiendo a sus específicas necesidades y circunstancias, priorizando programas de prevención que erradiquen las causas culturales de la discriminación y mecanismos de atención especializados para satisfacer la multiplicidad de características e identidades multiculturales de estos grupos de población, de manera incluyente.

 Derechos de las personas mayores

  • Las personas mayores de 60 años gozarán de la mayor protección contra toda forma de violencia, maltrato, abandono y discriminación. Las autoridades deberán interpretar las normas de acuerdo al principio pro persona y realizar las medidas afirmativas que correspondan con un enfoque de atención diferencial, atendiendo a las causas de la discriminación multifactorial que les afecte.
  • Las autoridades otorgarán y garantizarán a todas las personas mayores el goce, acceso y disfrute a una pensión universal. Así mismo, se promoverá que las personas mayores que dieron alimento a sus descendentes tengan derecho a recibir una pensión alimenticia de su parte.
  • Se garantizará y vigilará la calidad, accesibilidad, adaptabilidad, suficiencia y aceptabilidad de los servicios e instalaciones que presten las instituciones públicas, sociales y privadas a las personas mayores. En el  caso  de  los servicios públicos de salud, movilidad, educación, recreación y cultura deberá garantizarse su atención preferente, prioritaria y especializada y la disponibilidad de recursos para  proporcionárselos en  gratuidad
  • Las autoridades deberán promover el impulso de programas de educación incluyente e intergeneracional y con perspectiva de género, para lograr la transformación de paradigmas excluyentes que propician la discriminación, violencia, privación ilegal de su libertad, maltrato, abandono, aislamiento y abuso de las personas mayores.
  • Se deberán tomar las medidas necesarias para  garantizar en todo momento el respeto a su dignidad humana, libertad, autonomía, participación y toma de decisiones de manera libre e informada en todo lo que a ellas les concierna.
  • Las personas mayores deberán contar con los mecanismos y procedimientos adecuados para ejercer su derecho a la vida activa, comunitaria, plena y productiva; para su eficaz cumplimiento deberá asegurarse que las instalaciones y los servicios comunitarios estén a disposición de las personas mayores y sean accesibles.
  • Las autoridades generarán la normatividad y programas pertinentes para garantizar el derecho de las personas mayores a un trabajo decente, con ingresos adecuados y protección social, con igualdad de oportunidades y de trato digno en el ámbito laboral.
  • Las familias, la sociedad y las autoridades en su conjunto, concurrirán para la protección, atención e inclusión de las personas mayores promoviendo su autodeterminación, integración a la vida activa, afectiva, social, comunitaria, cultural, política y económica, garantizando su bienestar.
  • Las personas mayores tendrán derecho a participar ampliamente en la planeación, elaboración, implementación y evaluación de la legislación y políticas públicas de la ciudad. Será obligatorio incluir por lo menos a una persona mayor en los órganos de representación ciudadana y política, así como la creación de consejos comunitarios de personas mayores.
  • Las personas mayores tendrán derecho a expresar su opinión libremente, para el ejercicio de sus derechos civiles y políticos, así como a participar en decisiones dentro de su ámbito familiar y comunitario. De igual forma deberán generarse los mecanismos necesarios para el reconocimiento y respeto de su personalidad jurídica en todo procedimiento administrativo o judicial, que afecte sus esferas pública y privada.
  • Las autoridades garantizarán a las personas mayores que no cuenten con recursos propios, programas sociales y servicios públicos en  materia de alojamiento, salud, seguridad social integral y alimentación, en particular en el caso de las personas mayores que viven y sobreviven en la calle.
  • Las personas mayores tiene derecho a contar con un lugar para vivir, en un entorno sano, seguro, digno y accesible, características indispensables para la prevención de accidentes y seguridad de las personas mayores. Las autoridades vigilarán los servicios e instalaciones que prestan los albergues y casas de estancia.
  • Las autoridades garantizarán el desarrollo integral y el acceso a una vida digna a las personas mayores que viven, y transitan en la Ciudad de México,  pertenecientes a otros grupos de población que sufran discriminación, a fin de implementar medidas específicas con pertinencia cultural y enfoque diferenciado que les permitan el ejercicio y goce de todos sus derechos.
  • Las personas mayores contarán con asesoría jurídica gratuita y defensa adecuada e integral en todos los casos en que sufran violencia, así como para la protección de su patrimonio personal y familiar. En caso de ser víctimas de un delito deberán ser atendidos prioritariamente a efecto de acortar su tiempo de espera y que se les procure justicia de manera pronta y
  • Las personas mayores tendrán derecho a la exigibilidad y justiciabilidad de sus derechos, para ello se deberá instaurar un mecanismo autónomo para defender, promover, proteger sus derechos humanos y supervisar el cumplimiento de las obligaciones de los entes públicos para con las personas mayores.

El aporte del presente documento, representa el resultado del compromiso de personas mayores,  organizaciones de la sociedad civil,  academia, instancias de gobierno y organizaciones de derechos humanos que trabajan por la promoción y defensa de los derechos de las personas mayores, para continuar avanzando  en el reconocimiento de sus derechos humanos y aportar en el  avance del respeto y dignificación del envejecimiento como sociedad incluyente.

 A T E N T A M E N T E

Por el Comité Intersectorial

“México por la Convención de los derechos humanos de las Personas Mayores”

Representante Organización
María del Carmen Rangel 16 Redes de Promotores de Derechos Humanos en el Distrito Federal A.C.
María de los Ángeles Fuentes Vera Comité de Derechos Humanos Ajusco A.C.
Martha Teresa Benítez Gil

Carina Vélez y de la Rosa

Fundación de Mano Amiga a Mano Anciana, I.A.P.
Sarahí Elvira Franco Fundación para el Bienestar del Adulto Mayor, I.A.P
Hilda Ruiz Gaitán Fundación Héctor Vélez y de la Rosa I.A.P.
Jovita Osornio Hernández Fundación Tagle I.A.P.
Patricia Rebolledo Rebolledo Alianza de Organizaciones de Adultos Mayores A.C. (REDAM)
Adriana Luna Parra Canas Dignas
Graciela Casas Torres Escuela Nacional de Trabajo Social, UNAM.

[1] Conformado por Alianza de Organizaciones de Adultos Mayores A.C. (REDAM), Fundación de Mano Amiga a Mano Anciana, I.A.P.,  Fundación Héctor Vélez y de la Rosa, I.A.P., Fundación para el Bienestar del Adulto Mayor, I.A.P.,  Fundación Tagle, I.A.P., Comité de Derechos Humanos Ajusco A.C., 16 Redes de Promotores de Derechos Humanos del Distrito Federal A.C., Canas Dignas; Instituto Nacional de Geriatría, Instituto Nacional de Personas Adultas Mayores, Instituto para la Atención de los Adultos Mayores en el Distrito Federal,  Junta de Asistencia Privada del Distrito Federal, Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM),  cuyo  trabajo ha sido acompañado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos  y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

[2] Memoria “La exigibilidad de los derechos de las personas adultas mayores”, 2do. Foro México por la Convención de los Derechos de las Personas Mayores. México, Distrito Federal 2014.

Ciudad Feminista. Fotos del evento “La ciudad que queremos las mujeres”

26 mayo 2016

(fotos: Hortensia Vásquez)

#VotaFórmula16 #VotaFeminista

24 mayo 2016

Diálogo entre sociedad civil y candidatxs a la Constituyente.

24 mayo 2016

image

Inicio de la campaña de las candidatas independientes de Ciudad Feminista.

24 mayo 2016

Discurso íntegro de Orfe Castillo en el arranque de la campaña de la fórmula 16 candidatas feminsitas independientes a la Constituyente CDMX.

22 mayo 2016

13230171_10209972025520255_7131072736706115742_n

¡Las feministas,  NO renunciamos a la ciudad que soñamos!

Este 21 de mayo de 2016, frente a lo que será la Sede de la Asamblea Constituyente que tendrá como única tarea, redactar y aprobar la Primera Constitución Política de la Ciudad de México, queremos celebrar nuestra candidatura independiente. Un logro que no hubiera sido posible sin las 21 organizaciones que conforman Ciudad Feminista y sin el apoyo de todas las personas que creyeron en nosotras. Gracias. Muchas gracias!

Celebramos haciendo un reconocimiento a las mujeres que hace justo 100 años, realizaron el Primer Encuentro Feminista en nuestro país.  A todas las sufragistas y a todas esas mujeres que lucharon por nuestra emancipación y por nuestro el derecho al sufragio.  Ellas no solo nos abrieron la puerta a la educación, al trabajo, a la participación política.  Ellas nos han dejado un gran legado: no renunciar a la ciudadanía plena, el legado del discurso y el movimiento feminista, como el proyecto político más importante que tiene esta ciudad para construir el bien común para las presentes y futuras generaciones.

Tenemos muy  pocos días para generar un movimiento que nos permita que nosotras, candidatas independientes, lleguemos a formar parte de la Asamblea Constituyente.

Necesitamos su voto, que se sumen a hacer realidad el sueño de construir la Ciudad que merecemos con una Constitución para la igualdad y la no discriminación:

  • No renunciamos a tener una Constitución para la Ciudad de México incluyente, que piense en la enorme diversidad que nos compone.
  • No renunciamos a que se valore, reconozca y comparta el aporte de las mujeres en los trabajos de cuidado
  • No renunciamos a que tener una clase política laica, que respete la libertad de conciencia y no gobierne a partir de sus ideas religiosas.
  • No renunciamos a profundizar en el reconocimiento, respeto y ejercicio de los derechos de personas que hace muy poco eran perseguidas, criminalizadas, asesinadas y aún hoy viven diversas formas de discriminación para vergüenza de nuestra sociedad: lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, travestis, intersexuales.
  • No renunciamos a una ciudad en donde la lacerante desigualdad disminuya, donde la pobreza de millones mueva la voluntad de todas y todos para erradicarla.
  • No renunciamos a que las personas en la ciudad tengan un empleo y un salario digno, a terminar con contrataciones de un mes que niegan todos los derechos laborales.
  • No renunciamos a una ciudad segura, donde las calles sean un espacio de disfrute, de aprendizaje y de descubrimientos y no de temor al hostigamiento, la desaparición o la muerte.
  • No renunciamos a una vida libre de violencia para las mujeres en la casa, en el trabajo, en la escuela.
  • No renunciamos a que sigamos ejerciendo nuestros derechos reproductivos. A que hombres y mujeres tengan acceso a la educación sexual y el acceso universal a anticonceptivos, y el aborto antes de las 12 semanas.
  • No renunciamos a que las mujeres estemos representadas en todos los espacios de toma de decisiones públicas y privadas y a que las jóvenes tengan un presente digno y un futuro prometedor.
  • A tener una ciudad más habitable, más limpia, sin corrupción, más participativa, más humana.
  • No renunciamos a tener una ciudad en donde las niñas, tengan condiciones para el desarrollo de todas sus capacidades.
  • No renunciamos a tener una ciudad donde el abuso sexual infantil, y el despojo y abandono de las mujeres mayores no exista.
  • No renunciamos a andar en bici sin morir en el intento y sin hostigamiento.
  • No renunciamos a generar y disfrutar de la cultura.
  • No renunciamos a ejercer nuestro derecho a la protesta y a la propuesta sin represión.
  • No renunciamos a que el suelo sea un bien social y no una mercancía.

No renunciamos a la libertad, a la justicia, a la paz y a la democracia. Ni renunciamos a encontrarnos en cada esquina de esta ciudad, como hoy con ustedes, para celebrar y para no renunciar a la igualdad!!

#VotaFórmula16 Elsa Conde y Orfe Castillo.

INE/Incide Social/Equipo pueblo: Charla sobre el proceso para la Constituyente.

22 mayo 2016

image

#votaFeminista #votafórmula16

20 mayo 2016

Feministas

Incide Social: derecho a la cultura.

20 mayo 2016

derecho-a-la-cultura

Bases técnico metodológicas para el Informe de México al Protocolo de San Salvador.

20 mayo 2016

CivtcZhUgAEeLUd


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.957 seguidores